Esculturas. Contracorriente de Carlos E. Rojas.

En cada una de las obras de Carlos Rojas está presente la poesía y el vértigo. Se trata de un maestro donde la integralidad magistral es explícita en trazos  sobre el papel o en  cada hendidura que deja su huella sobre el barro. Es bien sabido que el contenido de una obra de arte se identifica por el sujeto, tema o asunto de la misma, quiere decir que el contenido depende de los objetos reales o posibles que aparecen en la representación artística o, por analogía con la literatura, de una historia narrada, en cuyo caso se establece un paralelismo entre ésta y el argumento. Como ya lo decía Cézanne, el tema de la obra sólo es un motivo, un pretexto que permite manipular libremente los colores, las formas o espacio. Las obras de arte se rigen por un principio de orden que en la antigüedad se identifican con la idea como algo subyacente que controlaba todos los elementos singulares. De allí que en la escultura de Carlos Rojas la composición y la estructura nos refiere a los sistemas de simetría o de proporciones que asociamos al período Clásico. El poder de la imagen y el verbo y su condición presente en cada una de sus esculturas forma y título conlleva a la irreverencia poética consciente en el artista.  Pareciera que en su concepción artística, al igual que los antiguos griegos, su interés no responde a criterios religiosos, sino más bien a la expresión de alguien que crea un entramado mítico para dar respuesta a íntimas interrogantes sobre el origen del mundo.

Lugar de Exhibición

Pasillo principal

Dirección

Av. México, entre las estaciones Bellas Artes y Parque Carabobo del Metro de Caracas, frente a Puente Brión, La Candelaria. Galería de Arte Nacional.

Fecha

Miércoles, Diciembre 2, 2015

Horario

Martes a viernes: 9:00 am a 5:00 pm / Sábados, domingos y feriados: 10:00 am a 5:00 pm